¿Qué pasó con el Código?

www.listindiario.com


¿Qué pasó con el Código?


  • By Orlando Gil orlandogil@codetel.net.do
  •  

  • 3 min read

EN OBSERVACION.-  Los dominicanos van a tener que enterarse de que no están solos en el mundo, y de paso averiguar porqué cada situación que se origina en el país provoca en entidades internacionales un ánimo de condena. Todavía no se conoce en detalles lo sucedido con el Código Procesal Penal, y ni siquiera los diputados que aprobaron las modificaciones saben si se metieron en camisa de once varas, cuando del exterior llegan advertencias y los riesgos se hacen evidentes. La impresión es que los satélites del espacio se mantienen fijos sobre el territorio nacional y no hay hoja de árbol que se mueva sin que  designios superiores reaccionen. La experiencia del fallo 168-13 del Tribunal Constitucional, que se creía única, habrá que verla como un nefasto precedente. A partir de entonces, los  dominicanos tendrán que andar pianitos y no salirse de los cauces establecidos. Antes rompían platos y bailaban sobre ellos a la manera de una danza griega. Ahora deberán andar por lo claro y sin descuidar ni sus propias sombras…

EL CHOTEO.-  Esa conducta nueva el primero en asumirla es el gobierno, al que se le pegan los pelotazos sin estar en el campo de juego, y ya se conocen los tormentos que le ocasiona el fallo del TC, y como se adelanta al problema y observa prontamente el Código Procesal Penal, sin señalar los aspectos que objeta. El caso es interesante, porque al presidente Danilo Medina lo aplaudieron, y desde todas las tribunas, como si no hiciera falta que definiera su posición. Si está a favor del acusado o de la víctima. Incluso, si acepta que sea denuncia y no querella. Lo más parecido a un choteo, y en algo que desde que llegó a sus manos se convirtió en asunto de Estado. El presidente Medina no es abogado, aunque como jefe del Estado le corresponde firmar el decreto de promulgación. El Consultor Jurídico sí es abogado, y se supone que su opinión prevalecerá. ¿Por qué César Pina medio le sacó el cuerpo a la cuestión y no se la jugó ? Uhmm. Se dio cuenta de que lo jurídico no era lo más importante…

SOSPECHOSOS.- Asombra cómo se despachan los diputados, con tanta ligereza y falta de responsabilidad, dando la  impresión de que son víctimas y no perpetradores.  No es la primera vez y de seguro que tampoco la última, pues se recuerda que igual ocurrió con la aprobación del contrato originario del Estado dominicano con la Barrick Gold. Entonces como ahora se alegó desconocimiento de la propia acción. Lo único claro fue que eliminaron el párrafo 3 del artículo 85, pero no cómo ni quién. Que anden con cuidado los honorables legisladores, ya que podrían ser secuestrados por los alienígenas que tienen mando y control de la cámara baja, y que acaban de cometer el estropicio en el Código Procesal Penal. ¡Cuánta simulación! En esas condiciones, hablar de la Comisión de Ética sería un relajo, pues lo sucedido sobrepasa toda jurisdicción de diputados. Cualquier investigación debe ser ajena o independiente de los involucrados. En mayor o menor medida, todos son sospechosos, cuando no culpables…

EL FIN.-  En el fondo lo que se busca es seguir culpando al Código Procesal Penal, en este caso, pero a todos los códigos en sentido general, de la falta de entereza de los encargados de impartir  justicia. ¿A qué la revisión o las modificaciones si al final la pieza no será mejor que antes, y cuando no sea por más, será por menos? Incluso, no había que buscar amparo, como se hace ahora, en la Constitución de la República, pues todas las contradicciones eran posibles, y previsibles, ya que la Ley Sustantiva votada en el 2010 creó un orden al que tenía que subordinarse el establecimiento anterior. La intención era dar más al ciudadano, no quitarle. No había necesidad de malicias, ni de golpes bajos, para lograr un fin que podía conseguirse  por medios nobles. Las cosas serán como tienen que ser, incluso a pesar de la forma tímida del Ejecutivo, y este affaire del Código Procesal Penal no afectará más que la imagen de las cámaras legislativas y sus inquilinos, los senadores y los diputados, a los cuales no se podrá dejar solos haciendo su trabajo…

via Blogger http://ift.tt/1oWDyXy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s