>¿Qué parte de los beneficios complementarios que recibe el trabajador son considerados como salarios para el cálculo de las prestaciones laborales?

>Click Para nuestra Pagina Oficial / Click to our oficial Page

Publicado por EL PERIODICO HOY

10 Agosto 2010, 12:34 AM
CONSULTORIO LABORAL
Escrito por: DR. CARLOS HERNÁNDEZ CONTRERAS
¿Qué parte de los beneficios complementarios que recibe el trabajador son considerados como salarios para el cálculo de las prestaciones laborales?
Todo lo que le detallaré a continuación queda fuera del salario ordinario o salario computable a los fines de cálculo y pago de prestaciones laborales: 1) horas extras, según el Art. 85 del CT; 2) propina en hoteles y restaurantes, según el Art. 197 del CT; 3) salario de Navidad, según el Art. 219 del CT; 4) participación en las utilidades de la empresa, según la jurisprudencia (SCJ 7 Ago. 1956, B. J. 555, Pág. 1607; SCJ 9 Oct. 1991, B. J. 971, Pág. 1413); 5) “incentivo gerencial anual”, “bono anual”, o cualquier pago que se hace una vez por año, según la jurisprudencia (3º SCJ 18 Ago. 1999, B. J. 1065, Pág. 591); 6) viáticos y reembolso de gastos que estén soportados con la evidencia de que son auténticamente gastos en la ejecución del servicio prestado, según la jurisprudencia (SCJ 9 Mar. 1984, B. J. 880, Pág. 585; 3º SCJ 14 Jun. 2000, B. J. 1075, Pág. 631); 7) uniformes, útiles y herramientas de trabajo, según la jurisprudencia (3º SCJ 29 May. 2002, B. J. 1098, Pág. 815); y 8) subsidios de la seguridad social por enfermedad, accidentes o maternidad, según la jurisprudencia (SCJ 22 Dic. 1971, B. J. 733, Pág. 3439).
En cambio, sí forman parte del salario ordinario, además del sueldo fijo: 1) las comisiones pagadas regularmente, según el Art. 311 del CT; 2) cualquier salario por rendimiento pagado regularmente, bajo distintas denominaciones tales como “incentivos”, “bonos de producción”, etc., según la jurisprudencia (3º SCJ 7 Oct. 1998, B. J. 1055, Pág. 458); 3) montos fijos por “mantenimiento de vehículo”, según la jurisprudencia (3º SCJ 1 May. 1999, B. J. 1062, Pág. 681); 4) dietas, rentas y alimentación del trabajador, que se otorguen con carácter permanente, según la jurisprudencia (SCJ 9 Mar. 1984, B. J. 880, Pág. 585; 3º SCJ 14 Jun. 2000, B. J. 1075, Pág. 631); y 5) bonos y primas por el costo de vida y alquiler de vivienda (3º SCJ 22 May. 2002, B. J. 1098, Pág. 718).
En definitiva, toda retribución que el trabajador reciba regularmente como contraprestación del servicio prestado, que no sea un auténtico gasto en la ejecución del contrato o que no esté expresamente excluido por la ley, será parte del salario computable.

About these ads
Esta entrada fue publicada en AyJ Asociados. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s